Transmisiones de tierra ·3

Películas que re descubren la organicidad del lenguaje gracias a la proyección misma de la naturaleza como motor del quehacer cinematográfico. 

El lobo ha dejado de habitar el territorio que una vez formó parte de sus dominios y es solo a través de sus contornos que podemos acercarnos a él; ruinas de trampas para lobos, orina de depredador importada de EEUU, un muladar para alimentar aves carroñeras y arqueros que disparan a réplicas de animales.

2020 - España - 27’ 

Gerard Ortín

Reserve

2020 - Brasil - 17’ 

Rafael C. Parrode

Memby

En un sueño, me encontré con los ancestros.

2020 -Australia - 46’ 

Allison Chhron

The Plastic House 

 The Plastic House, de la cineasta australiana Allison Chhorn, se desarrolla casi en su totalidad dentro y alrededor del destartalado invernadero de su familia camboyana. Ella supervisa el rebrote inspirador a pesar de los elementos naturales a veces duros, a medida que cambian las estaciones, pasa el tiempo y la vida avanza. Económica pero expansiva, Chhorn filtra y desplaza sus temores sobre la muerte de sus padres y un futuro precario hacia una narrativa intensamente conmovedora de ritual, trabajo y aislamiento.

2020 - Chile - 26’ 

Andrea Novoa

Desastres Naturales

Desastres Naturales es el encuentro de tres películas, tres territorios. Un relato personal que a través de experimentos manifestados en imágenes y escritos de un diario, retrata encuentros vividos y lugares habitados, atravesados por fuerzas de la naturaleza, colores, accidentes y luchas. Filmado en Cuba y Chile. Dedicado a Lena.

2020 - Perú / Francia - 34’ 

Felipe Esparza

Laguna Negra

Para sus fieles habitantes, las montañas de Perú son un espacio sagrado lleno de misterio. La naturaleza es el centro, desde el verde jugoso al barro brillante, desde los vientos cortante a la niebla silenciosa. En medio de ellos, un curandero que recomienda no dejar que cosas sin importancia y sin valor te distraigan.

2019 - España - 50’ 

Maddi Barber

Land Underwater

Hace casi dos décadas el pantano de Itoiz inundó siete pueblos y tres reservas naturales en las laderas del Pirineo navarro. El grupo ecologista Solidari@s con Itoiz documentó en video la lucha contra su construcción. Hoy, aquellos que estuvieron allí sueñan con la tierra que permanece bajo el agua. Sus voces y gestos se entrelazan para dar cuenta de un duelo individual y colectivo que se extiende hasta el presente.