The Sun Quartet, para no olvidar



México atraviesa por una epidemia de desaparición de personas (mujeres, hombres, jovenes, niños, niñas, adolecentes, adultos), esta epidemia no ha dejado de incrementarse desde que el gobierno mexicano declaró en 2007 la llamada guerra contra las drogas. Auspiciado y envalentonado por la potencia norteamericana manufacturada en USA el irresponsable gobierno mexicano sumió a México en un limbo del que las víctimas y la sociedad están lejos de escapar. Esta actitud política y gubernamental propició la emergencia e irrupción de acontecimientos ominosos que terminan por hundirse y diseminarse en la mundanidad de la experiencia cotidiana propiciando la permanente ausencia del acontecimiento a través de la insistencia de sus efectos diseminados en diferentes estratos simbólicos, discursivos y narrativos.


Uno de los casos paradigmáticos de esta modalidad del acontecimiento fue la desaparición forzada de 43 estudiantes de la escuela normal rural de Ayotzinapa en 2014 por parte de elementos de la policía municipal de la ciudad de Iguala y en cuya desaparición participaron, ya sea por acción u omisión, elementos policiacos de todos los niveles de gobierno, elementos del ejército mexicano, así como una sección del servicio de inteligencia del Estado cuya modalidad de “espectador” en tiempo real de los hechos no propició una intervención de rescate efectiva de los jovenes estudiantes. Todo ello generó una proliferación de narrativas en torno a la desaparición de los jóvenes, proliferación que atravesó todos los niveles y estratos sociales y políticos: desde la pretención del Estado mexicano por construir una “Verdad Histórica” en torno al acontecimiento para cerrar “felizmente” el caso, hasta los testimonios contradictorios de testigos, testificaciones bajo tortura, testimonios de familiares, víctimas y sobrevivientes al ataque sufrido por los estudiantes.


Sin embargo el universo simbólico que produjeron los efectos de lo sucedido (el ominoso acontecimiento, es decir, la desaparición masiva de 43 jóvenes estudiantes) implicó la emergencia y postulación de una “totalidad” simbólica y narrativa “imposible”, quebrada, fracturada, paradójica. Así la proliferación de narrativas en torno al acontecimiento implicó un impedimento como condición de la narración y reconstrucción de lo sucedido: la integracion y reconstrucción completa del acontecimiento en el universo simbólico devino imposible y una destitución subjetiva emergió como elemento estructural de lo narrado. La historia entonces se transformó en una historia fracturada, desarrollada y testimoniada desde una mirada posibilitada por una destitución subjetiva, destitución que nos condujo hasta el grado cero de la subjetividad. A seis años de la desaparición de 43 jóvenes estudiantes un grito sigue resonando y multiplicando sus ecos: ¡Vivos se los llevaron! ¡Vivos los queremos! Sirva este cuarteto solar para no olvidar.


Colectivo Los Ingrávidos

26 de Septiembre del 2020


The Sun Quartet, parte 1: Piedra de sol

2017 | 16mm | color | sound | 8:24


The Sun Quartet, parte 2: Rio San Juan

2017 | 16mm | color | sound | 12:50´



The Sun Quartet, parte 3: Conflagración

2017 | 16mm | color | sound | 16:22




The Sun Quartet, parte 4: 2 de Noviembre/ Lejos de Ayotzinapa

2017 | 16mm | color | sound | 22:35´