Algo Quema de Mauricio Alfredo Ovando


Por Francisco Álvarez


Imágenes de archivo nos muestran un sepelio militar como apertura de Algo Quema de Mauricio Alfredo Ovando, quien construye su película a través del encuentro con diversos archivos fílmicos que contienen imágenes de su abuelo, el General Alfredo Ovando, ex presidente de Bolivia. Este preámbulo fúnebre nos sitúa en un potente inicio que también funciona como una síntesis de esta propuesta fílmica; que es un sepelio sino una despedida, una ceremonia final donde se revisitan las acciones de una persona para fijarla claramente en la memoria. Es así que la prolongación y desarrollo del film de Mauricio nos propone un muelle que nos permite observar como la imagen de un ser querido se difumina mediante el juicio de la verdad tras retirar el velo de silencio que ha sido guardado celosamente en la memoria familiar del fallecido General Ovando.

Las secuencias que continúan el inicio del film están marcadas por cierta incertidumbre y desconfianza impuesta por el sombrío espectro de la historia: Ovando Candia a muerto pero su obra queda y su ejemplo perdurará. La historia que juzga severamente la obra de los hombres señalará lo que hizo el General Ovando Candia por su patria y los bolivianos; son las estrictas palabras mencionadas por un militar en medio del sepelio que de alguna manera, se convierten en el horizonte al que se dirige el director Mauricio Ovando quien con caudalosa honestidad, toma contacto con la  rígida imagen histórica de su abuelo, generando un enfrentamiento no solo de un nieto frente al accionar de su antecesor, sino de una generación que cuestiona profundamente los acontecimientos históricos que han definido nuestros presentes políticos.

El desarrollo del filme construye escalonadamente una imagen incómoda sobre la verdad histórica del General Ovando, iniciando desde una proyección casi íntima del registro del General quien figura como un afectuoso abuelo, hasta presentar otra faceta de su carácter por medio de una variedad de testimonios que ponen especial énfasis en la posible participación de Ovando en la muerte del Che Guevara ocurrida en su gobierno, la masacre de San Juan que figura como un oscuro asalto militar a campamentos mineros campesinos y la muerte de su compañero de liderazgo, Rene Barrientos. Es precisamente en este tránsito donde reposa el gran valor de esta película, transformando a Algo Quema en un abrumador y sorprendente viaje hacía una justa y franca aquiescencia con la figura del abuelo y ex mandatario.

Algo Quema es un enfrentamiento donde el director no queda ileso, sino que es eclipsado de manera trascendente, arribando airoso a un momento de valiente aceptación de la imagen propia, autentica y responsable que ha formado sobre el General Ovando. Algo Quema es una película compleja y honesta, realizada para sacarse un peso de adentro, cine como eclipse entre lo sombrío y justo.

Una de nuestras favoritas de Cámara Lúcida III.

***

Título: Algo Quema

Dirección: Mauricio Alfredo Ovando

Año: 2018

Duración: 77 min.

País: Bolívia

Editora: Cecilia Almeida Saquieres

Diseño Sonoro: Ajayus de Antaño.

Contacto: nicobiscine@gmail.com